Junto a los 3.000 suspendidos “algunas decenas” de trabajadores decidieron dimitir por no estar de acuerdo con la obligación

Alrededor de 3.000 empleados de centros asistenciales en Francia fueron suspendidos de sus empleos desde el miércoles por no estar vacunados contra el Covid-19. Esto, porque a partir de ese día comenzó a regir la ley que obliga a todos los colectivos labores del sector salud a inmunizarse contra el coronavirus.

Francia tiene vacunación obligatoria para algunas profesiones

A través de una entrevista radial, el ministro de Sanidad, Olivier Véran, insistió en que muchas de esas suspensiones “son solo temporales” y que los 3.000 empleados hoy suspendidos sin paga representan una minúscula parte de las 2.7 millones de personas que están obligadas a vacunarse.

De hecho pocos de los suspendidos son enfermeros o médicos, de hecho la gran mayoría trabajan en lavanderías y servicios generales pero asociados al sector salud.

Joven mató a su novia embarazada y luego se suicidó

Ahora, junto a los 3.000 suspendidos “algunas decenas” de trabajadores decidieron dimitir por no estar de acuerdo con la obligación.

Ante este el Ministro de Salud apuntó que hoy Francia está “muy lejos” de los 200 o 300 mil trabajadores suspendidos, como se especulaba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here