“Estaba realmente enojada, sensible y confundida. Le envié un mensaje de texto al chico, pero a él no le pareció que era un gran problema y me dijo que ‘solo costaba unas 50 euros abortar'”

El stealthing se ha convertido en una especie de maniobra que estarían poniendo en marcha hombres y mujeres inescrupulosos. Se trata de quitar el preservativo del hombre durante el sexto sin que la pareja esté de acuerdo.

Pastor quería emular a Jesús y pidió que lo sepultaran

Hoy por hoy muchas mujeres lo están llamando violación, y es que se estaría modificando el acto sexual sin consentimiento previo de la otra persona.

Stealthing

La palabra stealthing es un término anglosajón que se traduce como “en sigilo” o “secretamente” y fue acuñado por primera vez por la abogada norteamericana Alexandra Brodsky en un artículo que publicó en el Columbia Journal of Gender and Law, de la Universidad de Columbia, Nueva York, Estados Unidos, haciendo referencial a quitarse el preservativo en pleno acto sexual.

Se vacunó cinco veces contra el Covid-19 en Brasil

Aunque se alude solo a hombres, esta práctica ilícita la pueden ejecutar ambos sexos.

Ahora, el stealthing representa un claro y evidente ataque a la integridad sexual de la otra persona, sea mujer u hombre, se estaría vulnerando la confianza brindada, así como se estaría exponiendo a enfermedades venereas y embarazos no deseados.

Ya hoy, según las leyes de Reino Unido, esta práctica contempla un abuso sexual.

Cayó desde 50 metros de altura por intentar grabar un TikTok

“No sabía nada sobre el stealthing hasta que me pasó (…) Fue solo después que me di cuenta de lo que había hecho y me sentí muy molesta y preocupada (…) Tomé la píldora del día después, pero cuando no tuve mi período al mes siguiente, me hice una prueba de embarazo”, le dijo una víctima de stealthing a la BBC.

Agregó más adelante que “estaba realmente enojada, sensible y confundida. Le envié un mensaje de texto al chico, pero a él no le pareció que era un gran problema y me dijo que ‘solo costaba unas £50 abortar’, pero cambió mucho mi vida (…) Al final, decidí terminar el embarazo, pero fue una decisión muy difícil de tomar. Me castigué mucho porque quería un bebé pero sabía que no eran las circunstancias adecuadas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here