Debido al efecto del Covid-19, algunos países quieren reducir su dependencia del gigante asiático

Japón destinará más de US$2 mil millones para el traslado de sus fábricas que se encuentran en China y US$217 millones para aquellos que buscan trasladar la producción a otros países, según indicó Bloomberg.

China es el mayor socio comercial de Japón, en circunstancias normales, pero las importaciones de China cayeron a casi la mitad en febrero debido a que por la pandemia del coronavirus se cerraron las fábricas.

Japón aprueba el uso de remdesivir para tratar el Covid-19

El Gobierno nipón discutió la necesidad de que la fabricación de productos de alto valor agregado se traslade a Japón. Además de que la producción de otros bienes se diversifique en todo el sudeste asiático.

Así lo confirmó Shinichi Seki, economista del Instituto de Investigación de Japón, quien agregó que algunas empresas japonesas que fabrican productos en China para la exportación ya estaban considerando mudarse.

Israel desarrolla con éxito anticuerpos que combaten el coronavirus

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, explicó que se está “haciendo todo lo posible para reanudar el desarrollo económico. En este proceso, esperamos que otros países actúen como China y tomen las medidas adecuadas para garantizar que la economía mundial se vea afectada lo menos posible y para garantizar que las cadenas de suministro se vean afectadas lo menos posible”.

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here