Al responsable se le negó cualquier tipo de beneficio judicial debido a lo dicho en el código de infancia y adolescencia

 

Los menores de edad fueron desaparecidos y asesinados en febrero de 2017 en la calle 162 con Carrera Séptima, en la localidad de Usaquén en Bogotá y sus restos fueron hallados dos años después.

Los jóvenes que tenían entre 15 y 17 años fueron identificados como Juan Esteban Moreno, Brayan Andrés Montaña y Mauricio Castillo y en el momento de su desaparición se movilizaban en un vehículo rumbo al barrio Cerro Norte.

En ese momento fueron interceptados por un grupo de personas que decidió bajarlos de la camioneta y conducirlos a una zona boscosa para posteriormente ultimarlos con disparos y abandonar los cuerpos de los menores.

Los criminales se robaron la camioneta y esta fue encontrada tiempo después en el barrio Santa Isabel de la localidad de Los Mártires con la placa modificada y algunos cambios para evitar su fácil identificación.

Dos años después fueron encontrados los restos de los menores y mientras avanzó la investigación dieron con el paradero del sujeto a quien las autoridades condenaron a 40 años de prisión.

Niño de 12 años cayó de un piso 15 y murió

Lo que le espera al criminal

Sin embargo, como el delincuente está preso por otros hechos se pidió que cuando sea dejado en libertad se le presente ante el juzgado para que sea condenado nuevamente, en esta ocasión, por la muerte de los menores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here