Una columna titulada «La Jaula» y escrita por la abogada Ana Bejarano Ricaurte puso sobre el tapete un tema de pleno interés público: La violencia intrafamiliar en los estratos altos

 

La violencia intrafamiliar es una problemática que afecta a todas las mujeres, sin importar su estrato socioeconómico, a diario las cifras aumentan considerablemente y las denuncias muchas veces pasan a ser archivadas y otras mujeres no denuncian por guardar apariencia.

Millonaria recompensa por implicados en el asesinato de Cristina Cantillo

Este caso implica a un abogado que ha ocupado altas posiciones en el gobierno y es hoy el presidente de una conocida universidad privada. También a su esposa quien asegura que por 20 años ha sufrido violencia física, verbal y económica por parte de su cónyuge.

El denunciado se llama Juan Luis Velasco Mosquera, es abogado y ha sido vicepresidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, viceministro del Interior y secretario general del mismo ministerio. Actualmente es la persona que tiene el control de Uninpahu. 

La denunciante se llama María Paula Linares, es la hija de Hernán Linares el fundador de Uninpahu y la Universidad Los Libertadores.

Según su relato, el maltrato empezó prácticamente desde cuando se casaron en el año 2000 pero se hizo crítico en 2005, cuando el abogado Juan Luis Velasco le propinó una terrible golpiza que le afectó la cabeza, las manos, la espalda y el pecho.

Ella denunció los hechos de violencia en la Comisaría de Chapinero, pero no se hizo nada al respecto, pues ella no fue a ratificar, lo que impidió la continuidad del proceso.

De ahí en adelante los maltratos se intensificaron. En 2014 la volvió a golpear cuando se encontraban de vacaciones en Miami.

En 2015, el abogado Juan Luis Velasco, le aplastó su mano derecha con la puerta de un closet, para evitar decir lo sucedido, le dijo a los médicos que se había lesionado jugando tenis.

En 2016, él la arrastró por toda la casa, agarrándola del cabello.

En el año 2019, el abogado Velasco la presionó para reformar los estatutos y cambiar la composición de la Asamblea de Fundadores de Uninpahu para quedarse con el control de la Universidad creada por su suegro y en donde su esposa había trabajado por muchos años. Con la operación él se quedó con la mayoría en la junta y ella con la minoría. 

«En la pandemia, en mayo, me fui de la casa con mis hijas por la última golpiza. Él sabía donde estábamos, se comunicaba con las niñas y por recomendaciones de los abogados debía volver a la casa» manifestó María Paula Linares, en la W.

En octubre volvió a la casa, hace aproximadamente un año. Él presentó una queja por haberse llevado a las niñas ilegalmente en la Comisaría de Familia y la reacción fue peor, física y económicamente.

La semana pasada la Fiscalía le imputó cargos al abogado Juan Luis Velasco Mosquera. Lo hizo después de dos aplazamientos solicitados por su apoderado el doctor Iván Cancino.

Mujer de 69 años muere en trágico accidente en Barranquilla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here