La líder opositora del Gobierno peruano es investigada por cuatro delitos.

La justicia peruana tomó la decisión de enviar a Keiko Fujimori a prisión preventiva por 15 meses, los cuales se cumplirían en abril de 2021, tiempo en el cual será investigada por lavado de activos, delito del que se le acusa por su cargo como legisladora en el 2006 y cuando intentó ser presidenta de la nación.

La decisión fue tomada por el juez Víctor Zúñiga, quien al terminar la audiencia ordenó que la Policía Judicial detuviera a la fundadora del partido Fuerza Popular para llevarla a la cárcel del Poder Judicial, donde se tramitará su ingreso en el penal de mujeres de Chorrillos.

Por un lado, la abogada de Fujimori, Giuliana Loza, afirmó que apelará la decisión, pues esta se dio en primera instancia y por su parte, el Ministerio Público se declaró conforme con la decisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here