El campeonato no ha empezado y no se sabe con absoluta certeza cuándo lo hará, ni cuántas carreras podrán disputarse

Ferrari Fórmula 1
Ahora mismo, el Gran Circo se encuentra inmerso en una gran crisis económica debido a la pandemia del Covid-19

No es el mejor panorama de Ferrari. Si Sebastian Vettel se ha convertido en una pesadilla en los últimos días ante la negativa de la propuesta realizada para su continuidad, la crisis financiera por la que atraviesa La Fórmula 1 ya pone en duda el futuro de los de Maranello.

Los 20 equipos de la Serie A acordaron reanudar la competencia

Es claro que hay división en los tres grandes de la Fórmula 1. Ferrari y Red Bull no están por la labor de ceder en el asunto de bajar más el techo presupuestario. Mercedes, por su parte, sí se muestra más comprensivo con las demandas de los equipos menos poderosos. Y ante las dudas, la ‘Scuderia’ ha salido a la palestra pública para enfatizar que no están por la labor de ceder. Ferrari está presionando para que no se produzca una drástica reducción presupuestaria.

Ahora mismo, el Gran Circo se encuentra inmerso en una gran crisis económica debido a la pandemia del Covid-19. El campeonato no ha empezado y no se sabe con absoluta certeza cuándo lo hará, ni cuántas carreras podrán disputarse.

COI: Los Juegos Olímpicos de Tokio no podrán volverse a aplazar

Se ha pasado de los 160 millones de límite a los 135 de cara a 2021, pero la FIA y algunos jefes de equipos, con Zak Brown a la cabeza, quieren que sean mucho menos. Ahora, Mattia Binotto, jefe de Ferrari, en una entrevista con The Guardian habló sin pelos en la lengua.

«La nueva demanda de rebajar el techo presupuestario a 135 millones de euros es muy exigente respecto a lo que se estableció el junio pasado. Es algo que no se puede lograr sin sacrificios significativos, sobre todo de recursos humanos. Si quieren reducir aún más, quizá ello nos colocaría en posición de buscar otras opciones donde mostrar nuestro ADN de competición», señaló.

Asimismo, añadió: «Si quieren reducir aún más, quizá ello nos colocaría en posición de buscar otras opciones donde mostrar nuestro ADN de competición».

Ferrari es la única escudería que ha estado compitiendo en la F1 desde el primer campeonato en 1950. Ahora amaga con querer abandonar el barco. Cree que no se puede tomar la decisión de bajar el techo presupuestario de forma precipitada.

«En la F1 tenemos todo tipo de equipos con diferentes características. Operan en diferentes países, bajo diferentes leyes y con sus propias formas de trabajo. Por lo tanto, no es simple y directo hacer cambios estructurales simplemente recortando costes de manera lineal. Somos conscientes de que la F1 y, de hecho, el mundo entero en este momento está pasando por un momento particularmente difícil debido a la pandemia.

Sin embargo, este no es el momento de reaccionar rápidamente, ya que existe el riesgo de tomar decisiones sin evaluar claramente todas las consecuencias. No se debe olvidar que las empresas juegan un papel en el tejido social de una nación. No solo están ahí para obtener ganancias», reflexiona Binotto.

Conmebol confirma que Eliminatorias al Mundial iniciarán en septiembre

La teoría del dirigente italiano es que la Fórmula 1 puede bajar de nivel si se reduce tanto el presupuesto como pretende McLaren. «La F1 tiene que ser el pináculo del deporte del motor en términos de tecnología y rendimiento. Debe ser atractivo para los fabricantes de automóviles y los patrocinadores que desean vincularse a esta categoría más prestigiosa. Si restringimos los costes en exceso, corremos el riesgo de reducir el nivel considerablemente», argumenta.

Así las cosas, veremos en qué queda esta amenaza de Ferrari. La Fórmula 1 necesita a la ‘Scuderia’ y a ésta le conviene seguir. Pero, por lo visto, no a cualquier precio. Lo normal es que se llegue a un acuerdo, pero de momento Binotto está presionando para salirse con la suya.

Con información de Marca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here