Líderes del mundo se reúnen en Jerusalén para conmemorar el Holocausto

Unos 40 líderes de distintos países del mundo se encuentran en Israel para conmemorar los 75 años de la liberación del campo de concentración de Auschwitz.

Decenas de líderes mundiales están reunidos en Jerusalén el jueves para participar en un encuentro centrado en la conmemoración del Holocausto y en la lucha contra el antisemitismo contemporáneo.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin; su homólogo francés, Emmanuel Macron; el príncipe Carlos de Inglaterra; el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y los presidentes de Alemania, Italia, Austria y Argentina, estaban entre los más de 40 mandatarios que asistieron al Foro Mundial sobre el Holocausto, que coincidió con el 75 aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz.

Pence y Putin llegaron en la mañana del jueves con apenas una hora de distancia y se espera que se reúnan con líderes israelíes antes del acto principal de la jornada.

El evento de tres horas en el museo del Holocausto Yad Vashem de Jerusalén, llamado “Recordando el Holocausto: Luchando contra el Antisemitismo”, busca proyectar un frente unido para recordar el genocidio de los judíos europeos ante el repunte de la violencia antisemita tanto en el continente como en el resto del mundo.

El evento es uno de los mayores actos políticos en la historia de Israel. Más de 10.000 agentes de policía custodian Jerusalén y las principales carreteras, y grandes partes de la ciudad estaban cerradas antes del evento.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y el gran rabino de Tel Aviv, Yisrael Meir Lau, titular del consejo de Yad Vashem (Reuters)

El presidente francés, Emmanuel Macron, y el gran rabino de Tel Aviv, Yisrael Meir Lau, titular del consejo de Yad Vashem (Reuters)

Estamos aquí para recordar y para no olvidar”, destacó en el mensaje inaugural el presidente de Israel, Reuven Rivlin, luego de dar una cruda descripción de los horrores hallados en el campo nazi. Además, destacó la unión de los aliados para derrotar a la Alemania fascista, aunque apuntó que la acción fue tardía. “Frente al racismo, debemos mostrarnos como una muralla firme”, pidió a los líderes mundiales. “El antisemitismo es una enfermedad mortal que va destrozando sociedades desde adentro. Ninguna democracia es inmune a ello”, advirtió.

Luego, el premier en funciones, Benjamin Netanyahu, indicó: “Para seis millones de miembros de nuestro pueblo, las puertas del infierno se abrieron demasiado tarde. Por ello, hay un dictamen claro: no habrá otro holocausto”. Y resaltó: “Hoy tenemos una voz, tenemos tierra y tenemos un escudo”. Sobre el tercer aspecto, señaló que entre las lecciones aprendidas está tomar en serio las amenazas contra Israel, con el apoyo de sus aliados, y se refirió a la teocracia iraní, enemiga del estado judío, calificándola como el “régimen más antisemita” de la actualidad. “Hago un llamado a todos los gobiernos para que se sumen a los esfuerzos para confrontar a Irán. Israel hará todo lo que deba hacer para defender al pueblo y el futuro judío”, expresó.

En tanto, Vladimir Putin, destacó la actuación del ejército soviético para vencer a la Alemania nazi y lamentó la persistencia del antisemitismo. “Todos nosotros somos responsables para que estas tragedias terribles no se repitan, para que las próximas generaciones preserven la memoria”.

Antes de la ceremonia, Putin participó en la inauguración de un memorial para las víctimas del asedio a Leningrado (Reuters)

Antes de la ceremonia, Putin participó en la inauguración de un memorial para las víctimas del asedio a Leningrado (Reuters)

A su vez, Mike Pence remarcó que Irán es “el único gobierno que niega el Holocausto y amenaza con borrar a Israel del mapa”, y rindió homenaje a las víctimas, a los sobrevivientes, a las fuerzas aliadas que lucharon contra el nazismo y a los civiles que ayudaron a los perseguidos. También reafirmó la sólida alianza entre EEUU e Israel.

“Verlos aquí reunidos dice mucho”, dijo por su parte Macron a los mandatarios internacionales, en un discurso emotivo con varios homenajes a las víctimas y sobrevivientes del exterminio nazi. En su discurso, puso énfasis a la necesidad de combatir al antisemitismo, y también dijo que el Holocausto no debe ser usado para justificar la división o el odio.

El acto también cuenta con proyecciones de videos, presentaciones de orquestas internacionales y ceremonias de tributo a las víctimas.

(Reuters)

(Reuters)

Un centenar de supervivientes del holocausto participarán en las conmemoraciones. Entre ellos figura Yona Amit, de 81 años, que fue escondido de los nazis cuando era niño durante la guerra, pero perdió a varios de los miembros de su familia, entre ellos un primo. “Con él, intercambiamos zapatos cuando jugábamos”, antes de que fuera capturado su familiar, relata. “Fueron todos enviados directamente a Auschwitz (…) Y, entre ellos mi primo, con mis zapatos, enviado a las cámaras de gas”, prosigue. “Mis zapatos fueron conservados entre una montaña de zapatos en Auschwitz. Estaban ahí. Y yo sigo aquí”, agrega.

En la víspera, los retazos políticos no resueltos de la Segunda Guerra Mundial llegaron hasta la asamblea a través las diferentes narrativas históricas de los distintos actores. El presidente de Polonia, que fue criticado por su propio revisionismo de la época de la guerra, boicoteó el encuentro al no ser invitado a intervenir, mientras que Putin tendrá un papel central pese a que lidera una campaña para restar importancia al pacto preguerra entre la Unión Soviética y los nazis, y puso la responsabilidad del inicio del conflicto sobre Polonia, cuya invasión en 1939 desató los combates.

El miércoles, el presidente Rivlin pidió a los líderes mundiales que asistieron a una cena en su residencia oficial que “dejen la historia a los historiadores”. Y destacó: “Nos reuniremos en Yad Vashem para recordar y asegurarnos de que nunca más vuelva a ocurrir. Yad Vashem es un instituto líder para la investigación y educación sobre el Holocausto conducido por historiadores. El papel de los líderes políticos es dar forma al futuro”. También, remarcó que la reunión “es una expresión de nuestro compromiso compartido para transmitir los hechos históricos y las lecciones del Holocausto a la próxima generación”.

Visitantes recorren el museo Yad Vashem (Reuters)

Visitantes recorren el museo Yad Vashem (Reuters)

El campo de exterminio de Auschwitz fue liberado por el Ejército Rojo soviético el 27 de enero de 1945.

Desde 1963, Yad Vashem se ha propuesto dar testimonio del reconocimiento del Estado de Israel a los que han salvado a los judíos de las garras de los nazis, poniendo en peligro sus propias vidas. Estos héroes reciben el título de “Justo entre las naciones” y sus nombres, más de 40.000 en 2019, están inscritos en muros de piedra en el bosque adyacente al memorial, rodeados de árboles plantados en su recuerdo. La otra misión del museo es la búsqueda de nombres de todas las víctimas del Holocausto.

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here