Tienen millones de seguidores en Instagram: Lil Bub y Grumpy Cat son gatos que han brillado en internet, algunas veces como defensores de causas nobles y siempre como generadores de enormes ganancias financieras.

 

La emotividad desatada por la muerte hace una semana de la gata Lil Bub, después de ocho años de oficiar como celebridad en las redes sociales, muestra el alcance del fenómeno del estrellato animal en internet.

Reconocible por su lengua siempre colgante debido a una malformación de la mandíbula, el animal sufrió varias anomalías genéticas y su mentor, el productor musical Mike Bridavsky, fue narrando cada una en línea desde su adopción en 2011. La saga fue seguida por 3 millones de personas en la red Facebook, 2,4 millones en Instagram y más de 800.000 en Twitter.

El genoma de Lil Bub había sido develado como parte de un proyecto científico que investigadores de la Universidad de Missouri comenzaron en mayo de 2015 sobre las variaciones genéticas en el origen de sus malformaciones.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here