El ayatolá Jamenei atribuye los desmanes a los enemigos de la República, autoridades bloquean Internet para evitar que se extiendan las protestas.

Miles  de personas han sido detenidas en las protestas por la subida de la gasolina que sacuden Irán desde el viernes. El líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, ha condenado este domingo los altercados que han generado la medida, pero ha dicho que es irreversible. Su inesperada intervención hace temer que se intensifique la represión policial justo cuando las protestas empezaban a adquirir un carácter político. El temor a una repetición de los disturbios que hace dos años sacudieron el país ha llevado a las autoridades a cortar el acceso a Internet e incluso el servicio de telefonía móvil en algunas zonas.

fuente: elpais.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here