En el país de Oceanía las temperaturas han alcanzado los 50 grados.

Este 4 de enero miles de personas del sudeste de Australia tuvieron que evacuar sus hogares ante la amenaza de las condiciones meteorológicas de empeorar los incendios en la zona.

Esa es la región más poblada del país y fue declarada en estado de emergencia, por lo cual las autoridades dieron la orden de evacuar a más de 100.000 personas de tres estados diferentes.

Frente a esta situación la primera ministra de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian, aseguró lo siguiente: “hoy se trata de salvar vidas”, pues se esperan temperaturas superiores a los 40°C y que los fuertes vientos aviven las llamas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here