A pesar del anuncio del ELN sobre el cese al fuego hasta el 30 de abril, la organización reveló una serie de actos violentos que serían responsabilidad de esta guerrilla

Ivan Duque Eln
Foto: Twitter

La Misión de Observación Electoral, MOE, presentó un balance sobre los actos en contra de la vida y libertad de los colombianos que se han cometido en medio de la crisis nacional por el coronavirus y en medio del cese al fuego.

En el informe se recuerda que un día antes de que empezara el cese de fuego declarado por el ELN, se registró el secuestro de dos auxiliares de Policía en Teorama, Norte de Santander, sin embargo, esta organización criminal no se ha atribuido la responsabilidad y las autoridades tampoco lo han comprobado.

De igual forma, antes de que iniciara esta medida unilateral, esta guerrilla se enfrentó con Los Pelusos ocasionando el desplazamiento de 14 familias en en Sardinata, Norte de Santander.

ONU pide que la paz en Colombia no sea una víctima de la pandemia

Durante el cese al fuego

A pesar de que la MOE ha registrado una disminución en la actividad delictiva, confirmó que en algunas regiones continúan las amenazas a la población civil y enfrentamientos entre grupos armados.

Cabe mencionar que hasta el 4 de abril se habían desplazado al menos 193 indígenas (37 familias) pertenecientes a la vereda Nueva Jerusalén (Bojayá) hacia la vereda La Peñita (Bojayá). La comunidad además denunció que los grupos ilegales les inmovilizaron los barcos y que no se les permitía ir a buscar sus alimentos.

Por todos los actos violentos cometidos durante este periodo de tregua la MOE pide al ELN que cumpla con sus compromisos para garantizar la seguridad de los colombianos.

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here