Este es uno de los casos que deja esperanza en medio de la desolación que ha traído la enfermedad

 

El Covid ha dejado cientos de miles de historias amargas por la pérdida de muchas vidas, sin embargo, este caso es uno de superación y esperanza, se trata de una monja de 117 años que se contagio de Covid-19.

Twitter destierra de por vida al expresidente Donald Trump

La monja se llama Lucile Randon, vive en Toulon, en el sur de Francia, y apenas en enero se enteró de su contagio pero relata que en ningún momento, desde su diagnostico como paciente positiva, tuvo miedo de morir.

La religiosa es conocida en su comunidad como la Hermana André y pasó su cuarentena estricta en una residencia de adultos mayores desde el 16 de enero hasta que logró superar el coronavirus, siendo la persona más longeva de Europa en hacerlo.

¡Helada! En Reino Unido la temperatura bajó a -22.9

“Ni siquiera me di cuenta de que estaba infectada”, fueron las declaraciones que dio al periódico local Var Matin, que la entrevistó en cuanto se supo que estaba contagiada y es que así, sin darse cuenta, también logró superar el virus.

Ante su contagio, un portavoz aseguró que ella en ningún momento sintió miedo por ser portadora del virus o por morir a causa de el, sino que por el contrario, le preocupaba la salud de quienes estuvieron cerca de ella.

Chile dice que evitará el turismo Covid no vacunando a extranjeros

“También le preocupaba si sus horarios de acostarse o de comer iban a cambiar por estar infectada”, indicó el trabajador del asilo. La longeva monja, nacida el 11 de febrero de 1904, se considera la segunda persona más vieja del mundo después de la japonesa Kane Tanaka, nacida el 2 de enero de 1903.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here