Se fue el otrora jefe de sicarios del capo del narcotráfico, Pablo Escobar, John Jairo Velásquez Vásquez, alias ‘Popeye’. Un cáncer de esófago le quitó la vida la madrugada de hoy jueves en el Instituto de Cancerología de Bogotá, lugar donde se encontraba internado desde hacía semanas.

Los primeros días de enero se difundió la noticia de que este exsicario sufría un cáncer en estado terminal.

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) informó que el “señor Jhon Jairo Velásquez Vásquez, ‘Popeye’, falleció en la madrugada de hoy, en el Instituto Nacional Cancerológico. El Privado de libertad se encontraba hospitalizado desde
el pasado 31 de diciembre de 2019, y padecía un cáncer de estomago. Jhon Jairo Velásquez Vásquez estaba capturado desde el 25 de mayo de 2018, sindicado por el delito de concierto para delinquir y extorsión”.

‘Popeye’ estaba registrado como recluso de La Tramacúa, la cárcel de máxima seguridad ubicada en Valledupar. Fue trasladado a dicho centro penitenciario en mayo de 2018, luego de ser sindicado con medida de aseguramiento por el magnicidio de Guillermo Cano.

El sicario confeso tenía metástasis en los pulmones, hígado y otros componentes abdominales. Velásquez muere a los 54 años de edad.

Noticia en desarrollo…

Un poco de la negra historia del sicario ‘Popeye’

John Jairo es recordado por ser el sicario más famoso y poderoso de Escobar, quien durante los 80 y principios de los 90 lideró al Cartel de Medellín, tanto en el negocio del narcotráfico como en su guerra contra el Estado colombiano.

Este fue uno de los hombres de más confianza del capo, incluso se hizo llamar como su “lugarteniente”.

Al menos 3 mil crímenes se le achacan a ‘Popeye’, estos empiezan con secuestros y extorsiones, pasan por asesinatos, intimidaciones, violencia extrema y terminan en magnicidios.

Su lugar o posición dentro del Cartel de Medellín es debatible, pero los que podrían hacerlo o fueros dados de baja, desaparecidos y encarcelados en Estados Unidos y en penitenciarías de máxima seguridad de Colombia.

‘Popeye’ se entregó a la justicia en 1992, un año antes de la muerte de su jefe, pagando una pena de 23 años en Colombia.

Este personaje confesó que asesinó o tuvo que ver con más de 250 homicidios, secuestros, exterciones y atentados a la institucionalidad colombiana.

El asesinato de Cano

Murió de cáncer alias 'Popeye', el exsicario de Pablo Escobar

El último de los crímenes adjudicados a ‘Popeye’ por la justicia colombiana fue el homicidio al director de El Espectador, Guillermo Cano Isaza, el 17 de diciembre de 1986.

Por este crimen la Fiscalía le impuso una medida de aseguramiento en reclusión penitenciaria en mayo de 2018, cuando estaba a pocos meses de recobrar la libertad tras regresar a prisión por incurrir nuevamente en los delitos de extorsión y concierto para delinquir.

“Hay indicios que darían cuenta de su participación en una reunión en la que los cabecillas del cartel de Medellín, entre ellos Pablo Escobar, concertaron atentar contra Guillermo Cano Isaza por sus publicaciones contra la organización narcotraficante y definieron la forma y quiénes ejecutarían el crimen”, indicó la Fiscalía en su momento.

Cano Isaza fue uno de los periodistas más valientes durante la era de los narcos, enfrentándose públicamente a Pablo Escobar desde las editoriales de su periódico, en donde denunciaba las actividades criminales en las que incurría quien hasta entonces era reconocido como un filántropo empresario de la ciudad de Medellín.

Al periodista lo mataron en la puerta de su diario, cerca de las siete de la noche, cuando sicarios al servicio del cartel de Medellín y presuntamente comandados por Popeye, le esperaron que llegara en su Subaru Leone Wagon vinotinto de placa AG 5000 para acercarse al vehículo y dispararle ocho veces en el pecho con una ametralladora.

En 2010 el crimen de Guillermo Cano fue declarado de lesa humanidad, pero aún sigue en la impunidad.

El magnicidio de Galán

Murió de cáncer alias 'Popeye', el exsicario de Pablo Escobar

Asesinado en la plaza pública de Soacha, un 18 de agosto de 1989, cuando se disponía a dar un discurso en el marco de la campaña presidencial que lideraba para ese entonces, el magnicidio de Luis Carlos Galán pasó a la historia como uno de los crímenes más atroces ordenados por Pablo Escobar.

Galán era un opositor acérrimo de Escobar y había hecho de la extradición el principal miedo de los narcos colombianos, su bandera de campaña hacia la Presidencia de la República.

En 2007 durante una entrevista, ‘Popeye’ confirmó la autoría del crimen por órdenes de Escobar y de Gonzalo Rodríguez Gacha, alias el ‘Mexicano’, otro de los narcos más poderosos del Cartel de Medellín.

El sicario afirmó que hizo parte de varias reuniones donde Escobar y Gacha acordaron asesinar a Galán, algo que habían intentado sin éxito meses antes al atentado de Soacha.

‘Popeye’ dijo que el asesinato “fue planeado y dirigido por la clase política contraria a él. Yo lo he catalogado como un suicidio del doctor Galán porque a pesar de que sabía que el Cartel de Medellín no era solo un informe de Inteligencia, se fue para Soacha”.

Su participación en le crimen fue asegurarse de contratar a los sicarios que cometieron el asesinato y pagarles una vez cometido el crimen. También compró la camioneta Mazda en la que movilizaron para ejecutar las órdenes de Escobar.

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 3.8 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here