En entrevista con Momento24 el artista compartió algunas anécdotas.

Jair Santrich nacido en la costa colombiana, específicamente en Barranquilla, pasó por varios géneros musicales antes de dedicarse de lleno a la música popular, inicialmente cantó vallenato, ranchera y salsa, «pero la vida y Dios me tenían predestinado a estar en la música ranchera y ahorita estoy evolucionando con la música popular, uno llega donde es bien recibido y lo hago por el público».

El artista recuerda momentos invaluables de su niñez, por ejemplo, cuando estaba en el colegio: «los profesores me sacaban de clase para que les cantara serenata a otras profesoras y enamorarlas, desde ahí me decían ‘lo tuyo no es una carrera en particular sino creer en este sueño de la música’ y es algo que he creído».

Jair perdió el cálculo de a cuántos concursos se presentó pero su persistencia lo llevó a continuar hasta que llegó a la final del concurso ‘A otro nivel’ y fue el ganador. «Más de 20 millones de colombianos votaron por mi y el concurso me cambió la vida, he hecho giras a nivel nacional en muchos pueblos, también he conocido países estuve en Canadá, Ecuador, España y en tarima me doy cuenta que Dios me tiene predestinado para esto».

¿Cuál es tu balance del año 2019 y qué te espera en el 2020?

Me trajo una nueva inspiración, renové totalmente mi imagen, mi música, estoy dándole un nuevo aire a la música popular con un nuevo proyecto que se llama ‘Hoy me los pego’, es una canción que a la gente le encantó, en las giras que he tenido la han recibido muy bien, estamos de lanzamiento.

Para el 2020 se vienen muchas giras, el primer concierto grande donde vamos a estar con todos los principales de la música popular será el 28 de marzo en el Centro de Eventos de la Autopista Norte. Además viajaré a México el otro año, voy a grabar allá.

¿Cuál es la mejor anécdota que te ha pasado en una tarima?

Estuve en Ecuador, le hice una canción a Santo Domingo (ciudad ecuatoriana) en el Reinado Nacional de la Belleza, fue algo en lo que me inspiré dos horas antes de salir a escenario, canté con un papel en el piso y transmitiendo a nivel nacional. ¡Fue una locura! Pero la gente me ovacionó, se pusieron de pie.

Volví hace cerca de dos meses y le entregué la canción de Santo Domingo al alcalde, fue la locura, escogieron la canción como himno y me entregaron las llaves de la ciudad.

Por: Alejandra Bustos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí