ight:90px" data-ad-client="ca-pub-4645133880749143" data-ad-slot="1920590750" data-full-width-responsive="false">

No hay pruebas que los incriminen con delito alguno

Aunque por el momento Carolina Galván y Nilson Díaz se encuentran recluidos por el caso de la niña Sara Sofía, se ha dictaminado que queden en libertad por la falta de pruebas en su contra.

Madre de Sara Sofía confesó que ha intentado suicidarse

Según el documento de acusación de la Fiscalía, la niña falleció y el río fue puesto a orillas del río Tunjuelito, pero no hay cuerpo ni pruebas que abalen esta hipótesis.

“​Adelantadas las diferentes actividades investigativas, la hipótesis que ha cogido más fuerza es que la niña falleció y el cuerpo sin vida, luego de ser envuelto en una manta azul, se introdujo en un costal de fibra color blanco, el cual es amarrado con un cordón de zapato color café y puesto a la orilla del caño del río Tunjuelito por Nilson, compañero sentimental de Carolina (…) A pesar de la búsqueda, a la fecha no se ha ubicado el cuerpo”, se lee en el escrito.

Fiscalía descarta que Sara Sofía fuera vendida o regalada

Ya pasados siete meses desde que tanto Galván como Díaz estén presos, su defensa solicitó a las autoridades anular todo el proceso pues argumenta que la Fiscalía cometió varios errores en el proceso, específicamente en la audiencia de formulación de cargos.

Según los abogados, la acusación carece de delimitación de conducta juzgada, lo que quiere decir que debe especificar tiempo, modo y lugar exactos del delito.

La acusación no tiene estos datos y a falta de pruebas de lo que le ocurrió a Sara Sofía (no hay cuerpo, tampoco la niña ha aparecido viva por ningún lado), el caso ha quedado sin argumentos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here