ight:90px" data-ad-client="ca-pub-4645133880749143" data-ad-slot="1920590750" data-full-width-responsive="false">

“Ha sido una constante de las Fuerzas Militares realizar el método de mayor impacto y daño a la vida sin distinción: los bombardeos”

El senador Iván Cepeda denunció la mañana de este jueves que cuatro adolescentes perdieron la vida en el bombardeo perpetrado al grupo terrorista Eln en el Chocó el 16 de septiembre de este año y que desde el Gobierno Nacional se ha ocultado.

Con machete mataron a un perro en el Huila

A través de su página oficial, el opositor señaló que en el operativo hecho por las Fuerzas Militares contra el Frente de Guerra Occidental del Eln el pasado 16 de septiembre, en la zona selvática del Litoral de San Juan, en Chocó, cuatro de los ocho fallecidos son adolescentes, incluido uno de apenas 13 años de edad.

Eln
El Bombardeo acabó con la vida de ocho guerrilleros e hirió a varios más.

La denuncia no es solo el asesinato de estos jóvenes reclutados a la fuerza por este grupo terrorista, sino el ocultar esta información.

Aún no hallan cuerpos de soldados muertos por mina en el Valle

“La operación fue presentada como exitosa por parte del Ministro de Defensa, al señalar que en ella se había dado de baja a varios guerrilleros del Eln y herido de muerte a alias ‘Fabián’”, expresa Cepeda en su página web.

Y claro que hace hincapié en “la basura bajo la alfombra”. “Sin embargo, como en otras ocasiones, el Ministro no informó a la opinión pública que dentro de los abatidos hubiese adolescentes. Pese a que esta situación fue confirmada por el Instituto Nacional de Medicina Legal, la sociedad colombiana solo la conoce tres semanas después”.

Ingreso Solidario: ¿Hasta cuándo va y cómo reclamarlo?

“La responsabilidad en la protección de la vida de los niños y niñas no corresponde únicamente a los grupos armados promotores del reclutamiento (en este caso el Eln), quienes deben responder por cometer este crimen de guerra. El Estado colombiano tiene una obligación internacional de protegerlos”, dice Cepeda.

Y agrega que “ha sido una constante de las Fuerzas Militares realizar el método de mayor impacto y daño a la vida sin distinción: los bombardeos. No hay nada más excesivo que matar a niños y niñas reclutados en un contexto de vulnerabilidad y abandono estatal para conseguir una ventaja militar que se podía obtener por otros medios”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here