Marcos Alvis Patiño contó al detalle cómo era la construcción de las celdas y jaulas de alambres de púas en las que fueron encerrados los rehenes

 

Ante la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) algunos mandos medios de la extinga guerrilla de Las Farc reconocieron haber sometido a sus secuestrados a tratos crueles e inhumanos.

Padre de niña muerta en bombardeo: Están camuflando los asesinatos

Marcos Alvis Patiño contó al detalle cómo era la construcción de las celdas y jaulas de alambres de púas en las que fueron encerrados civiles, militares, policías y hasta políticos durante los años que duró el conflicto.

Esta declaración, así como la de los otros mandos medios de las Farc, se da en el marco del proceso que se abrió en la JEP por la toma de rehenes y graves privaciones de libertad.

Denuncian muerte de menores en bombardeo del Guaviare

2.476 víctimas han sido acreditadas solo en este caso.

“A los policías que estuvieron cautivos se les ponía un nylon para sujetarlos”, dijo Patino, quien además aseguró que nunca se les prestó atención médico a ninguno de los secuestrados enfermos de las Farc.

“No podían ir al chonto entre las 6:30 p.m. y las 5:00 a.m. una vez se cerraba la puerta”, sus necesidades debían hacerlas en bolsas o incluso en los “recipientes donde comían”.

Marcos Alvis Patiño indicó ante la salsa de Reconocimiento de la JEP que durante años tuvo secuestrados a los policías que las Farc raptó durante la toma de Mitú, Vaupés, en 1999.

Estos campos de secuestrados fueron construidos por orden del comandante de las Farc, Víctor Suárez, alias ‘Mono Jojoy’.

“El daño que hicimos en esta guerra es demasiado grande (…) el secuestro era inhumano, denigrante y de las peores cosas que ha dejado el conflicto”, concluyó Patiño.

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here