ight:90px" data-ad-client="ca-pub-4645133880749143" data-ad-slot="1920590750" data-full-width-responsive="false">

“El motivo era abyecto, infame, y privilegiar un ranking y unos premios para muertes en combate, cuando se habían privilegiado las desmovilizaciones colectivas e individuales y las capturas”

 

El fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa, informó en las últimas horas que el general retirado del Ejército Nacional Mario Montoya es el responsable del asesinato de más de 100 civiles considerados ‘falsos positivos’. Y no solo eso, declaró que no solo miembros de la Fuerza Pública están salpicados por este caso, sino también integrantes de Las Farc.

A Montoya se le imputan 104 muertes, dijo en entrevista con Semana, apuntando además que fue el “determinador por homicidio agravado en concurso homogéneo simultáneo de 104 de los llamados falsos positivos o ejecuciones extrajudiciales en Colombia, dentro de las cuales hay cinco menores de edad”.

Disidencias de las Farc se atribuyen atentado contra Duque

“La investigación lo que nos da es que en el año 2006 se empezaron a presentar unas denuncias de la sociedad civil de unas personas que habían sido asesinadas en condiciones atroces. Y de forma inmediata se expidió, por parte del comandante general de las Fuerzas Militares, la directiva 300-28, de noviembre de 2007. Sin embargo, después de esa directiva, entre noviembre de 2007 y noviembre de 2008 se produjeron estas ejecuciones extrajudiciales, en la medida en que el general Montoya, como está comprobado en el expediente, desconoció esta directiva”, relató Barbosa.

Y agregó: “Fue a las brigadas, a los batallones, a las divisiones, siguiendo con la política de premios por esas ejecuciones. Esto además está respaldado, con que todos los autores materiales fueron miembros activos del Ejército en aquel tiempo y todos tienen sentencia condenatoria ejecutoriada. Quiero decirlo con claridad: yo no estoy como fiscal general haciéndoles un juicio a las Fuerzas Militares. Pero las ovejas negras tienen que ser separadas rápidamente de lo que ha significado un cuerpo decente para una nación como la colombiana”.

En la misma entrevista, el Fiscal Barbosa explica: “El motivo era abyecto, infame, y privilegiar un ranking y unos premios para muertes en combate, cuando se habían privilegiado las desmovilizaciones colectivas e individuales y las capturas. Eso es repudiable. Eso es inaceptable. Eso no tiene ideología”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here