Las familias tendrán un auxilio económico y kits para mejorar su vivienda, con el fin de garantizar su permanencia en el territorio

 

El parque La Florida de Bogotá se convirtió durante dos años en el hogar de 125 familias indígenas de las comunidades Embera Chamí y Embera Katio, sin embargo, estos retornarán a sus tierras con apoyo de entidades locales y nacionales.

Colombia se une al pacto por hambre cero en la región

Los indígenas se asentarán en el occidente de Risaralda, con apoyo de las autoridades que trabajan para garantizar su permanencia en la zona, luego de que estos decidieran regresar a sus resguardos de forma voluntaria.

«Desde la Unidad estamos haciendo todas las gestiones posibles para que estas familias retornen a sus resguardos ancestrales con sus familiares lo más pronto posible, esto teniendo en cuenta todas las garantías de transporte, alimentación, salud y seguridad«, declaró Jonathan Forero, coordinador del grupo de retornos y reubicaciones.

Tensión en el Parque Nacional: indígenas agredieron a funcionarios del  Distrito y habrían despilfarrado ayudas de la Alcaldía - Infobae

Abogada fue atacada por sicarios en Cartagena

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here