ight:90px" data-ad-client="ca-pub-4645133880749143" data-ad-slot="1920590750" data-full-width-responsive="false">

“No revisaron el área y no buscaron a mi hijo. Él quedó herido y me lo dejaron morir, me tocó encontrarlo a mí y la comunidad nos dijo que lo escucharon gritar”

 

Padre agraviado. El 24 de septiembre de este año, un grupo de militares cayó en un campo minado puestas, al parecer, por la Columna Móvil Jaime Martínez de las Disidencias de Las Farc, en la vereda Río Blanco del Dagua, en Valle del Cauca. Por este suceso tres soldados fallecieron.

  • Yeison Pavi Pavi (26)
  • Luis Gustavo Mina (21)
  • Kevin René Martínez (21)

El Ejército Nacional le manifestó días más tarde al padre de Kevin René Martínez que el cuerpo de su hijo, así como el de dos militares más, había sido desmembrado por la mina, por lo que -en partes- el cadáver reposaba en las instalaciones de Medicina Legal de Cali.

Ejército confirma que los soldados desaparecidos en Valle fallecieron

Según dijo Lioni Martínez, el padre de soldado difunto, a BluRadio, “nos entregan un dictamen Medicina Legal en el que ya no sale mi hijo, entonces yo comencé a presionar y exigí que me llevaran al lugar de los hechos. Me dijeron que estaba desintegrado el cuerpo de mi hijo y era pura mentira, el Ejército me mintió”.

13 días más tarde y aún sin recibir respuesta alguna de las autoridades y recibir información sobre el paradero de un cadáver, posiblemente el de su hijo, cerca del lugar de los hechos, tomó la decisión de trasladarse al Dagua desde Tumaco, Nariño.

Fue a buscar a su hijo en compañía de familiares de las otras víctimas, una comisión de derechos humanos e identificado con bandera blanca en señal de paz.

¡Bojayá bajo fuego! Se intensifica enfrentamiento entre Ejército y Clan del Golfo

“A unos 70 metros del puente encontré sangre podrida, un guante, medias, y varias pistas hasta que me dicen que ahí hay un cuerpo. Era el cuerpo de mi hijo, tenía un reloj y una cadena de él”, agregó el agraviado padre.

Agregó que “no revisaron el área y no buscaron a mi hijo. Él quedó herido y me lo dejaron morir, me tocó encontrarlo a mí y la comunidad nos dijo que lo escucharon gritar”.

Con ayuda de los bomberos, el señor Martínez logró sacar el cuerpo de su hijo hasta Cali.

Hasta ahora el Ejército mantiene silencio administrativo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here