ight:90px" data-ad-client="ca-pub-4645133880749143" data-ad-slot="1920590750" data-full-width-responsive="false">

Y esto no queda nada más en cuento, varias iglesias a través de la historia han asegurado tenerlo en su poder

 

Seguramente la reliquia más extraña de la Iglesia Católica es el prepucio de Cristo, que como a todo niño judío se le debió haber mutilado en la ceremonia de la circuncisión o Berit Milá. ¿Pero esto es cierto?

176 fallecidos por Covid contó Colombia en las últimas 24 horas

Según el Evangelio apócrifo árabe de la infamia, María y José, ambos judíos, decidieron guardar la parte cortada del pene de du hijo en una jarra de alabastro llena de conservantes. La misma versión apunta a que este pequeño pedazo de piel fue vendido, quién sabe para qué.

Como toda la historia de la Iglesia Católica está llena de espacios en blanco y no podrá probarse jamás, pero qué interesante.

Medellín trabaja para habilitar la vía Las Palmas

Pero esto no queda nada más en cuento, varias iglesias a través de la historia han asegurado tener en su poder el prepucio de Cristo, e incluso una denunció haber sido robada.

Estas iglesias son:

  • En Francia
    • Chartre
    • Metz
    • Charroux
    • Conques
    • Coulombs
    • Langres
    • Fécamp
    • Puy-en-Velay
    • Auvergne
  • Alemania
    • Hildesheim
  • Bélgica
    • Amberes
  • Italia
    • Roma
    • Calcata
  • España
    • Burgos
    • Santiago de Compostela

¿Y qué pasó entonces con el prepucio de Cristo?

Las batallas por el prepucio de Cristo llegaron a su fin con la Reforma de Lutero que satanizó la venta de este tipo de objetos tan extraños, tales como la Santa leche de la Virge María o los huesos de las aceitunas que se comieron en la Última Cena.

Adulta mayor fue a vacunarse y descubrió que aparecía muerta

Y es que La Sacra Congregación para la Doctrina de la Fe expidió el Decreto 37-A el 3 de diciembre de 1900 que se declaraba a «toda persona que hable, escriba o lea sobre el Santo Prepucio será considerada despreciable aunque tolerada; pero que La Santa Sede se reserva el derecho a excomulgar a quien lo hiciere en forma escandalosa o aberrante».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here