El opositor ruso deberá pagar una condena de prisión de tres años y medio por violar las condiciones de un control judicial

 

Navalny seguirá preso a pesar de que el mundo no quiera. Estados Unidos, aseguró estar “profundamente preocupado” por la írrita condena de tres años y medio de prisión que se le impuso al opositor ruso Alexei Navalny.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Momento24 (@momento24_)

Llamado tras llamado, pero nada más

“Reiteramos nuestro llamado al Gobierno ruso para que libere inmediata e incondicionalmente al señor Navalny, así como a los cientos de otros ciudadanos rusos detenidos injustamente en las últimas semanas por ejercer sus derechos”, dijo el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, en una declaración escrita.

2 agentes del FBI cayeron asesinados en Miami, Florida

Agregó así que el Gobierno liderado por Jeo Biden está “profundamente preocupado” por esta condena contra Navalny y que mantienen una “coordinación estrecha” con sus aliados en Europa para “responsabilizar a Rusia por no respetar los derechos de sus ciudadanos”.

Se hizo harto evidente que el régimen de Rusia necesita mantener a Navalny preso para así poder controlar cualquier chispa de rebeldía contra la mano dura de Vladimir Putin.

¿Cuáles derechos?

“Como todo ciudadano ruso, el señor Navalny tiene los derechos previstos en la Constitución rusa, y Rusia tiene la obligación internacional de respetar la igualdad ante la ley y los derechos a la libertad de expresión y reunión pacífica”, agregó el Secretario de Estado de EEUU.

Escondió el cuerpo de su madre por 10 años en su casa

No obstante, todas las “represalias” de micrófono servirán para lo mismo que han servido para con el régimen en Venezuela.

Más adelante, recordó que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que la condena contra Navalny en 2014 fue “ilegal y arbitraria” y “por motivos políticos”, y agregó que su actual encarcelamiento “es una continuación de los esfuerzos por violar” sus derechos y “reprimir el pluralismo político” en Rusia.

Digan lo que digan, Navalny está preso

Navalny, solo luego de ser envenenado y vuelto a la vida tras recuperarse en Alemania, volvió a Rusia para quedar a merced de Putin y el Kremlin, haciendo efectiva una írrita sentencia de 2014 que había sido suspendida.

Nueva York bajo nieve suspende vacunación contra la Covid

Esta condena ha provocado manifestaciones de calle en Rusia y en el mundo. Gracias a esto, solo en el gigante euroasiático han sido detenidas 1.050 personas, la mayoría en Moscú, y es que seguir a Navalny es un delito en ese país.

Acusación fundamentada

Este líder opositor acusó directamente al presidente Vladimir Putin de corrupción y posteriormente de ordenar su asesinato, por lo que llamó a sus seguidores a protestar a las afueras del Kremlin. “Nos vamos a concentrar ahora en el centro de Moscú. Los esperamos en la plaza del Manezh”, decía una de las arengas del opositor ruso.

Desarticulan red que vendía vacunas falsas contra la Covid-19

La jueza del caso, Natalia Repnikova, claramente comprada por el régimen ruso, dijo que Navalny violó las condiciones de un control judicial y deberá cumplir la pena de cárcel en suspenso de 2014.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here