Sus ‘niños’ ya tienen hijos, viven en otros países y no recuerdan lo que era recibir el Niño Jesús, ahora esperan a Papá Noel

Por Gilberto Rojas

Cuando ya vemos que se acerca la Navidad, en la mente comienzan a aparecer las velitas, el arbolito en la casa y la familia, ¿verdad? Pues ya no tanto. La migración de colombianos al exterior, la globalización y la transculturización han jugado en contra de las tradiciones decembrinas colombianas, y hoy hablaremos de eso.

Estos son los puntos con iluminación navideña en Bogotá

Momento24 se dio a la tarea de buscar cómo se vivía la Navidad y el Año Nuevo en la época de nuestros padres y abuelos, qué hacían, cuáles eran las tradiciones, y qué se hace ahora, qué ha cambiado, qué ya no se hace, qué se mantiene y qué evolucionó o simplemente desapareció.

También qué llegó nuevo con la cultura pop norteamericana y qué comenzó a aparecer en nuestras navidades con el arribo masivo de los venezolanos en los últimos cinco o seis años.

Navidad ¿Qué se perdió?

Quizá no te hayas dado cuenta, pero las ‘parrandas’ que se solían ver en las calles de tu barrio cuando eras niño ya no están o ya no se ven con la espontaneidad de antes. La costumbre de tomar esas bebidas ‘espirituosas’ con los vecinos en las veredas, el dominó y el parqués en la calle con música y los niños corriendo al rededor, las luces iluminando la noche, ya no se ven o al menos ya no se sienten igual.

Estos son los estrenos de Amazon Prime para diciembre

¿Cuántas casas tienen hoy el pesebre en su sala?, ¿cuántas familias estarán completas para recibir al Niño Jesús?, ¿cuántas canciones de las Billo’s, Pastor López y de Diomedes se escucharán en tu hogar?, ¿habrá ajiaco o asado el 25 de diciembre?, ¿cuántos priorizaron las compras de Navidad para enero?.

Estas preguntas se las hicimos a varios ciudadanos y las respuestas fueron variadas e incluso hubo sorpresa. El señor Álex Prieto habló del ajiaco, cuestión que ya no se ve en las mesas de Navidad del bogotano promedio. «Ya eso no se ve, no se estila», comentó.

«Ya el ajiaco no se ve»

«Tampoco veo que mucha gente esté poniendo las luces que alumbraban sus casas y ventanas desde comienzos de diciembre, muy poco esta vez, y ya tiene tiempo así», comentó el añejo caballero, radicado en Soacha, Cundinamarca.

Por su parte, la señorita Esther Cruz inquirió por varios segundos antes de responder a qué tradiciones veía ella que ya no están en su hogar. «Ya hoy la familia no se une en la casa, muchas familias ya no pasarán estas fechas juntos, irán cada quien en lo suyo y ya. Antes íbamos a la casa paterna o a la casa de la familia materna, eso ya se perdió».

La Premier tendrá hinchas en las canchas desde el 2 de diciembre

Y el ajiaco también fue protagonista, aunque ya no tanto en la cena de Navidad. «Ya el ajiaco no se ve, yo ni lo sé hacer, es más fácil un pavo o un asado, y con la llegada de mi pareja, que es venezolano, hacemos hallacas, pero del ajiaco casi ya no. Lo que quedaron fueron los buñuelos, pero esos ya los vemos todo el año, así que ya no es navideño».

Fiesta de aguinaldos, ¿qué es eso?

Si le preguntas a algún chico de 22 años qué es una fiesta de aguinaldos, no sabrá qué responder, y si le comentas que si dice la palabra ‘aguinaldos’ antes del 16 de diciembre deberá dar un regalo, mucho menos lo entenderá, y pues sí, mientras sonaba la Billo’s Caracas Boys esto era tradición.

El 16 de diciembre se da inicio formal a la Novena de Aguinaldos, comienzan los juegos donde se obtenían regalos; esto se hacía en familia e incluso en comunidad, ¿hoy ves algo así en tu barrio o en tu casa? Si eres de los que dice que sí, eres afortunado.

Se asoma en el Congreso un adelanto de la prima de diciembre

Mientras hoy la canción de Maryam Carrey suena en la casa de al lado, algún tema de Bad Bunny se deja escuchar en el apartamento de arriba y J Balvin se hace un espacio desde la radio del vecino de al lado, el abuelo de la casa intenta recordar cómo sonaba Pastor López en estas fechas.

El ‘juego de la pajita’ trata de siempre tener algo en la boca, pero que no se vea, puede ser un caramelo, una paijta, un bombón, lo que sea; en un punto alguien te dirá ‘pajita en boca’ y si no tienes nada en la boca deberás dar un regalo.

Norma Julián dice a sus 75 años que con sus hermanos jugaban el ‘juego de la pajita’ y era «divertidísimo», claro, eran 12 hermanos y no menos de 20 primos, todos en una mega casa en SantaFe. Hoy vive en un apartamento en Villas de Granada, donde no cabe la mitad de su familia si se dispusieran a ir todos.

Sola esta Navidad, le tocará llorar a su esposo, que murió en Venezuela hace años, llamar a su hija en Miami y quizá a su otro hijo que está en España. Sus ‘niños’ ya tienen hijos, viven en otros países y no recuerdan lo que era recibir el Niño Jesús, ahora esperan a Papá Noel.

Prevención y Acción: PAEF se amplía hasta el mes de diciembre

La última vez que tuvo a su hijo en Navidad quiso hacer con algunos familiares los regalos de aguinaldos y el chico no pudo asistir porque tenía la ‘fiesta navideña’ en la empresa. Esta vez fue la última vez que lo intentó. «Ya tienen sus vidas, y estoy feliz por eso».

¿Qué ha llegado de nuevo?

Al ajiaco lo superó el asado y el pavo; a los aguinaldos los cambiamos por música norteamericana, sobre todo estadounidense; al Niño Jesús ya no lo esperamos, ahora nuestros hijos preguntas cuándo pondrán las galletas y la leche que tanto le gustan a Papá Noel.

La identidad se ha ido perdiendo poco a poco en estas fechas, aunque siguen existiendo tradiciones inamovibles como ‘las velitas’, ya muchas otras han cambiado, evolucionado -o involucionado depende de a quién le preguntes-, y Halloween comienza a darle paso y espacio al Día de Acción de Gracias. Cuando nos demos cuenta estaremos alrededor de la mesa celebrando esta tradición anglosajona.

Paseando por las calles de Bogotá ahora se ven los ‘ugly sweaters‘, una tradición del norte de Estados Unidos que trata de ponerse unos buzos hechos a mano, realmente feos y alusivos a las fechas decembrinas.

Ugly sweaters‘ y pijamas

De hecho años antes, en ese ya no tan lejano país, estos sweaters eran hechos por las abuelas y eran los regalos que primero se debían abrir las mañanas de esos fríos 25 de diciembre que ya estaban cubiertos de nieve.

Aquí ni en Tunja cae nieve, así que estos ‘ugly sweaters‘ son la clara demostración que la identidad nacional se está perdiendo y que nuestros jóvenes están viendo con mejores ojos lo que viene de otros lados del mundo.

¡Aunque usted no lo crea! Venezuela irá a “elecciones” el 6 de diciembre

Otro ejemplo son las fotos familiares en pijamas del mismo color. El bebé, la niña, el adolescente, papá y mamá; todos con la misma pijama posando para la foto. Eso es una tradición neoyorkina que hace alusión a los duendes de Papá Noel y la ropa regalada por la Señora Claus a estos pequeños individuos que hicieron posible que los niños tuvieran sus regalos en Navidad.

Fuegos artificiales no, reggaetón sí

Desde 2006 los fuegos artificiales están prohibidos en Colombia. Los únicos que pueden ‘jugar’ con estos son los expertos y con medidas de seguridad propicias para que nadie salga lastimado.

Y es que los muertos y heridos año tras año por los fuegos pirotécnicos ya eran demasiados -uno ya es mucho- por lo que el Gobierno de turno tomó la decisión de salvar a los niños a pesar que mataba una tradición centenaria en nuestro país.

Las cebollitas y vengalas con las que jugaban los más pequeños de la casa hasta los cohetones que lanzaban los padres a las 12 de la noche del 31 de diciembre, ese olor a pólvora que despedía al año viejo, ya no existe.

Colombia ha sufrido 772 incendios desde el 15 de diciembre

Mientras en Argentina se recibía el año en el mar por el calor del verano decembrino y en Venezuela las gaitas tomaban la noche para sí, en Colombia y Brasil siempre se estiló llenar de colores el cielo. Pues, esto en nuestro país ya depende de algunos pocos y si no están en el centro o norte de Bogotá, en el centro de Medellín y Cali, te será muy difícil presenciar lo que era una tradición.

Pero el reggaetón sí. Hoy la música no cambia mucho en estas festividades, de hecho los artistas más reconocidos de este género toman diciembre para publicar sus últimos discos o canciones, muchas alusivas a Navidad y Final de Año.

Esto ha hecho que Pastor López esté pasando a un segundo plano en nuestras navidades y Bad Bunny comience a ser protagonista de las reuniones familiares.

¿Qué trajeron los venezolanos?

Hallacas, pan de jamón, ensalada de gallina y pernil o asado negro. Esta cena de Navidad se estará haciendo en toda Colombia por los casi 2 millones de venezolanos que hay en el país. Ahora, muchas colombianas y colombianos ya son pareja de estos migrantes, por lo que varias familias probarán esta encantadora tradición criolla.

Asimismo, las gaitas del Zulia se estarán escuchando y harán competencia con el reggaetón. Y es que el añorar su tierra hace que los venezolanos busquen reproducir su país a través de sus tradiciones decembrinas, cuestión que nos enriquecerá a todos.

Diciembre de 2019 dejó 509 quemados con pólvora

«Mi novio es venezolano y esta vez su hijo y sus amigos más cercanos irán a mi casa, donde estará mi mamá, mi papá y mis hermanos. Primero haremos las hallacas, que según él tarda mucho, hasta dos días; luego haremos el pan de jamón y el 24 la ensalada de gallina», comentó la señorita Cruz.

Luego -dice ella- «todos comeremos juntos en la mesa. Ellos extrañan mucho a sus familiares, intentaremos darles calor de hogar y ellos la felicidad que los caracteriza (…) se vuelven muy tradicionales en esta época, quién sabe por qué».

No por nada Pastor López y la Billo’s Caracas Boys, intérpretes clásicos de la navidad colombiana, son de allá.

Entonces… ¿en estas navidades con quién estarás?, ¿irás a donde tus padres?, montarás el pesebre o pondrás medias para los regalos de Papá Noel?, ¿Qué música escucharás?, ¿habrá natilla y buñuelos en tu mesa o hallacas y pan de jamón? Cuéntanos.

Desde Momento24 te queremos desear Feliz Navidad y un próspero y mejor Año Nuevo. Digámosle a dios al impresionantemente duro 2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here