Un total de tres uniformados resultaron heridos en los enfrentamientos del pasado martes.

El patrullero Arnoldo Veru de 43 años, que resultó herido por una papa bomba durante enfrentamientos con encapuchados ocurridos cerca a la Universidad Surcolombiana en Neiva, fue sometido a una operación en la noche del martes y su pronostico es estable.

El médico del Hospital Universitario de Neiva, Leonardo Valero, afirmó que «el paciente fue sometido a cirugía pues una de las heridas estaba contaminada por la presencia de mucha tierra», y aunque se encuentra estable «presenta traumas en cuello y tórax que se pueden inflamar y complicar las vías respiratorias».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí