El llamado se hace debido a la gran cantidad de presos que se encuentran recluidos en las URI de la capital.

La personera de Bogotá, Carmen Castañeda, pidió al Gobierno que se declare la emergencia carcelaria en las Unidades de Reacción Inmediata (URI) y en las estaciones de policía de la capital.

«Cuántos muertos más deben poner las estaciones de Policía y las URI, no puede ser posible que estaciones de policía como la de Mártires que tiene capacidad para 20 detenidos, tengamos 101, esto está desbordado», declaró.

Asimismo, recalcó que «esos lugares no son centros carcelarios, allí máximo debe estar 36 y hasta 48 horas y no ser utilizados como sitios de reclusión permanente. El Distrito, el Inpec ni la Fiscalía toman medidas de fondo para evitar casos como el de una estación con capacidad para 20 personas», refiriéndose al motín que se presentó en la estación de Mártires y ocasionó la muerte de un joven.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here