El ente pretende indagar una posible omisión el día del atentado.

El director Nacional de Escuelas de la Policía Nacional, mayor general Carlos Enrique Rodríguez González, y la directora de la Escuela de Cadetes General Francisco de Paula Santander, brigadier general Juliette Giomar Kure Parra, deben responder a la Procuraduría sobre las medidas que tomaron para salvaguardar la seguridad de las personas que se encontraban allí el día del atentado.

El comunicado oficial expresa que la investigación busca determinar si la conducta de los implicados es constitutiva o no de falta disciplinaria, esclarecer los motivos determinantes, las circunstancias de tiempo, modo y lugar en las que se habría cometido y su responsabilidad disciplinaria, conforme lo dispone el artículo 153 de la Ley 734 de 2002.

Cabe resaltar que el hecho ocurrió el pasado 17 de enero de 2019, cuando un carro bomba explotó en la Escuela dejando como resultado 20 cadetes muertos y 73 heridos, entre quienes figuran dos menores de edad, tres civiles, 65 cadetes, un oficial y dos patrulleros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here