Una apuesta a la economía circular, Vinicia busca aprovechar las nuevas tendencias de consumo para hacer la diferencia 

Los últimos años se han visto marcados por el auge del consumo de cerveza artesanal, estas industrias llegaron a aportar cerca de 0,5% en el sector cervecero y producen cerca de 8 millones de litros al año.

ExpoBosques, plataforma que le apuesta a conservar la Amazonía

Nicolás Ramírez Osma, ingeniero químico de la Universidad de los Andes, implementó maquinas y silos, con el fin de investigar y capacitarse en Bélgica, y así abrir las puertas Vinicia, cervecería dedicada a producir cervezas tipo Ale.

 Esta cervecería, fue creada en pandemia, inició solo con domicilios, y fue creciendo poco a poco.

 Al momento de la reactivación económica Vinicia, abrió sus puertas al mundo, bajo todas las normas de bioseguridad, y apostando por enseñarle a la comunidad sobre la cultura cervecera.

La industria de las cervezas fue una de las pocas que no se vio tan afectada durante la pandemia, aunque puntualmente las artesanías si se vieron afectadas por las cuarentenas.

Según estudios, Vinicia se posiciona para el 2022 como una de los impulsos más grandes de la industria cervecera, adentrándose en la curiosidad de los consumidores por probar nuevas cosas.

Vinicia, abrió sus puertas al público el 2 de septiembre.

Nicolás, además de crear una cervecería le apostó al medio ambiente. Investigó junto a David García, como hacer para aprovechar los residuos de la cerveza, de ahí nació la idea de crear zapatos.

Hoy en día fabrican zapatos deportivos, ofreciendo tres referencias a los usuarios.

“Todo comenzó al darnos cuenta de que la producción de calzado se basada en una producción en línea, la cual terminaba en rellenos sanitarios, en alcantarillas y océanos. Entonces a partir de esto, empezamos a a ver cual podría ser nuestro aporte, y por las investigaciones, nos dimos cuenta que los zapatos, están devaluados por las importaciones desde China, pero teníamos máquinas dar empleo y ganas de hacer la diferencia” dijo Nicolás, creador de Vinicia.

Ellos se dieron cuenta de que podían aportar un buen look dentro del mundo cervecero.

Vinicia, dispuso puntos de reincorporación para que se deseche su calzado cuando estos lleguen al fin de su vida útil, destinado a ser un producto biodegradable.

Los clientes que lleven su calzado, podrán obtener incentivos como bonos o descuentos en cervezas.

De igual manera los residuos de la cerveza que no se puedan aprovechar en la elaboración de zapatos, serán convertidos en alimentos de mascotas y donaciones para fundaciones que protegen la vida de animales en situación de calle.

Conozca los Espacios Seguros para mujeres víctimas de violencia 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here