Las encargadas de elaborar las prendas son mujeres de la tercera edad, a quienes se les garantizan condiciones justas de trabajo

 

Dos hermanos emprendedores crearon Bohíoplaya en 2015 y desde ese momento han logrado recolectar 30 mil botellas que fueron arrojadas al mar para transformarlas y realizar prendas de vestir, mientras que emplean a adultas mayores.

Teleperformance ofrece empleo y estudio para personas sin experiencia

Se trata de Daniel Velásquez Agudelo, quien es comunicador social, y su hermano Juan Camilo, que es músico y han dejado de lado sus profesiones para realizar esta positiva labor, la cual no solo tiene un impacto en el medio ambiente sino en la vida de las mujeres trabajadoras.

Los dos emprendedores colombianos crearon una empresa de moda sostenible, pues el principal material usado para la confección de sus prendas es el plástico que recogen del mar y que, en principio, fue arrojado por irresponsables.

Carrasquilla: El Gobierno tiene caja solo para siete semanas

“Fuimos a México, Cuba y Estados Unidos, mientras le íbamos haciendo fuerza a la agrupación (La Fragua) también se la hacíamos a la parte del ‘styling’ y vistiendo la banda fue que nació mi interés por la moda y una idea de negocio”, indicó Juan Camilo Velásquez en diálogo con el portal colombiano Gente.

Asimismo, los emprendedores revelaron que con el compromiso de las mujeres mayores que trabajan en su empresa, lograron pasar de vender 5 a 30 millones de pesos mensuales.

Duque aclara que chocolate, sal, azúcar y café no tendrán más IVA

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here