En Colombia según algunos estudios se ha determinado una prevalencia del 1.8 % al 3.4 % en grupos poblacionales de alrededor de 70 años

 

En medio de la conmemoración del Día Mundial del Alzheimer, el cual se celebra el 21 de septiembre, el doctor Jairo Alonso Mejía, médico especialista en neurología de la Clínica del Occidente explicó la importancia de mantener hábitos de vida saludable con el fin de disminuir el riesgo de padecer esta patología que afecta cada vez más a la población mundial.

La enfermedad de Alzheimer es una patología del sistema nervioso central de carácter neurodegenerativo, que afecta múltiples funciones y cuyo síntoma principal y reconocido por la población general es la alteración de la memoria, sin un tratamiento actual con fines curativos.

Johnson & Johnson afirma que segunda dosis de vacuna contra Covid-19, eleva protección

Sin embargo, a través de medidas preventivas se podría disminuir el riesgo de sufrir esta enfermedad, así como reducir la velocidad de progresión; entre estos: una dieta balanceada, realizar actividad física de manera regular, realizar actividades de que ejerciten la cognición (sudoku, crucigramas, sopas de letras, etc.), evitar el consumo de alcohol y tabaco, entre otros.

Datos globales del 2014 estiman un aproximado de 28 millones de personas diagnosticadas con enfermedad de Alzheimer y, aunque en Colombia actualmente no existe un dato que determine la prevalencia de esta condición, algunos estudios locales consideran una incidencia entre el 1.8 % al 3.4 % en grupos de alrededor de 70 años de edad, siendo la población masculina la más vulnerable.

Por su parte, la Fundación Alzheimer Centro Especializado de Colombia asegura que: “debido a las transiciones demográficas y de salud, el número de personas con la enfermedad de Alzheimer pasará de 5 millones a más de 20 millones en 2050. Hoy la prevalencia mundial de demencia en América Latina ha alcanzado el 7-8%, siendo la enfermedad de Alzheimer la más frecuente”.

¿Cómo avanza la vacunación en el país?

Síntomas cognitivos: los más frecuentes para detectar a enfermedad

Enfermedad de Alzheimer ¿Se puede prevenir?

El doctor Jairo Alonso Mejía refiere que los síntomas de la enfermedad del Alzheimer en sus fases iniciales podrían ser variados, y que, muchos dependen del entorno sociocultural del paciente lo que dificulta en ocasiones la identificación temprana. “Los síntomas cognitivos como la desorientación, dificultad para concentrarse y olvidos de cosas recientes, son los más frecuentes, pero también se pueden presentar cambios en el comportamiento de la persona como irritabilidad, agitación psicomotora e incluso auto o heteroagresión, deterioro en el cuidado personal, estados de ánimo variables, etc. Es por esto que, de identificar cualquiera de estos cambios se hace necesario consultar a un especialista con el fin de realizar diagnósticos diferenciales e iniciar los estudios necesarios”.

Así mismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) impuso para este año el lema “Cero omisiones. Cero Alzheimer”, centrándose en la importancia del diagnóstico precoz con el fin de lograr la detección a tiempo y poder poner en marcha los tratamientos necesarios y procesos de intervención terapéutica dirigidos al conjunto de la familia y la persona afectada por el Alzheimer u otro tipo de demencia.

Alzheimer: una enfermedad sin cura

Alzheimer: Cinco cosas que crees y no son ciertas

Casos como la Enfermedad de Alzheimer, así como otras condiciones neurodegenerativas,  carecen de tratamientos efectivos con intención curativa, sin embargo, en la actualidad se adelantan diferentes estudios con anticuerpos monoclonales ya aprobados en Europa, con resultados controversiales.

En Colombia, existen varios medicamentos aprobados para el manejo de la demencia tipo Alzheimer administrados dependiendo de la fase de la enfermedad e individualizando a cada paciente y siempre bajo la indicación del especialista.

¿Cómo avanza la vacunación en el país?

Musicoterapia para el Alzheimer

La musicoterapia ha dado resultados positivos en cuestiones de mejoras en la función cognoscitiva y anímica, pues hace que los pacientes al escuchar tengan una conexión emocional y recordar algunas cosas.

Al respecto el neurólogo de la Clínica del Occidente comenta: “Existen estudios que han demostrado el efecto positivo de la musicoterapia en este tipo de pacientes, generando un efecto positivo y evocando recuerdos incluso en fases avanzadas de la enfermedad, la música que hace parte de este programa de rehabilitación, debe ser con la que el paciente haya estado familiarizado previamente sin requerirse un tipo de música especial, así mismo puede ser útil el uso de instrumentos musicales”.

Se ha investigado el efecto de la música sobre los síntomas psiquiátricos de pacientes con demencia. Aunque la relación de estos estudios es difícil por las características de los pacientes y por la heterogeneidad y variedad para medir emociones con una terapia musical que pueden estar interferidas por variables culturales de experiencia, se ha demostrado el efecto beneficioso de la música sobre la ansiedad, la agitación, la depresión de pacientes con alzhéimer.

Más sobre esta enfermedad

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Momento24 (@momento24_)

Acciones recomendadas por MinSalud para evitar la enfermedad
  • N: nutrición: Reducir las grasas, especialmente las grasas saturadas, reducir los productos animales (carne, lácteos, queso), reducir los alimentos procesado, consumir más plantas de todas las variedades, especialmente verduras y frijoles, incrementar el consumo de frutas, especialmente bayas, reducir el consumo de sal.
  • E: ejercicio: ejercicio aeróbico regular, ejercicios de fortalecimiento de piernas, movimiento regular durante todo el día.
  • U: manejo del estrés: identificar el estrés bueno y malo de uno, trabajar para aumentar el estrés bueno (impulsado por un propósito, orientado al éxito) y reducir el estrés malo; técnicas de meditación y atención plena durante todo el día.
  • R: sueño reparador.
  • O: optimizar la actividad mental y social: los individuos participan en tareas complejas (que involucran múltiples dominios cognitivos del cerebro), como aprender instrumentos musicales, aprender idiomas y liderar proyectos; especialmente la complejidad del trabajo tiene un efecto mayor en la construcción de la reserva cognitiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here