Le contamos más sobre el panorama de la variante que preocupa al mundo en medio de la reactivación

 

Científicos de Abbott realizaron una evaluación de la variante Ómicron y concluyeron que las pruebas rápidas, incluyendo la prueba de antígeno nasal, y la PCR, que forman parte del portafolio de Diagnósticos Rápidos de la compañía, pueden detectar el virus. Aunque la variante Ómicron contiene mutaciones en la proteína de la espiga, las pruebas de Abbott no dependen de estas proteínas para detectar el virus.

Países con casos de la nueva variante de Covid-19

Actualmente, Abbott está fabricando más de 100 millones de pruebas rápidas y PCR de COVID-19 al mes, para ayudar a cubrir la creciente necesidad de pruebas en todo el mundo, dado que se busca poder regresar al trabajo, escuelas y eventos sociales de forma segura.

De acuerdo con el Dr. Óscar Guerra, Director Médico en Abbott, «hay un equipo completo de científicos dedicado a la vigilancia de las variantes de COVID-19. Hasta la fecha, hemos analizado cuidadosamente más de 1,4 millones de secuencias de 63 variantes diferentes y ninguna ha afectado a la capacidad de nuestras pruebas de diagnóstico para detectar el virus«.

1 Diciembre: Día mundial de la lucha contra el Sida

Y añadió que «tan pronto como se puso a disposición la secuencia de Ómicron, nuestros científicos trabajaron sin descanso para evaluarla y determinaron que las mutaciones no afectan a la capacidad de nuestras pruebas para detectarlo».

Aumentan complicaciones en enfermedades urológicas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here