La farmacéutica Moderna confirmó este miércoles que los lotes de su vacuna contra el Covid-19 enviados a Japón tenían partículas de acero inoxidable, aunque no se espera que esto represente “un riesgo indebido para la seguridad del paciente”.

El laboratorio norteamericano enfrenta ahora un grave problema en el archipiélago asiático, ya que las autoridades de ese país debieron suspender la vacunación a más de 1.6 millones de personas.

Colombia contabilizó 1.996 nuevos casos Covid en las últimas 24 horas

Asimismo, desde Japón se investiga la muerte de dos personas que recibieron el biológico contaminado de Moderna, aunque hasta ahora se desconoce la causa de sus fallecimientos.

En declaraciones conjuntas con su socio japonés Takeda, Moderna indicó que la contaminación de uno de los tres lotes suspendidos y enviados a la nación del Pacífico se debe a fallas en la línea de producción de una de las fábricas dirigida por el contratista español ROVI Pharma Industrial Services.

Abren una nueva sede de salud mental para niños en Antioquia

De todas maneras reiteraron que “la rara presencia de partículas de acero inoxidable en la vacuna Moderna Covid-19 no representa un riesgo indebido para la seguridad del paciente y no afecta negativamente el perfil riesgo/beneficio del producto”.

“El acero inoxidable se usa habitualmente en válvulas cardíacas, prótesis de articulaciones, suturas y grapas metálicas. Como tal, no se espera que la inyección de las partículas identificadas en estos lotes en Japón resulte en un riesgo médico mayor”, señaló.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here