Luego de 500 días, el desempleo es la principal preocupación, y, aunque la economía crece, no ha sido un desempeño uniforme

Un crecimiento sostenido por encima de 3% en lo que va del año es el criterio con el que en estos 500 días el Gobierno saca pecho para mostrar que la economía va bien, pues es una tasa de expansión que no solo no se lograba desde 2015, sino que también dista del promedio de las demás economías regionales.

Aunque el sector financiero y comercio lideraron la recuperación del PIB del tercer trimestre, con crecimientos de 8,2% y 5,9%, este desempeño no se ha percibido en todos los sectores. Justamente, el desempleo es el tema en el que se han centrado el grueso de las críticas al Gobierno, pues por 19 meses ha venido al alza, y tanto el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, como el mismo Banco de la República, han expresado no tener claridad sobre el origen de la problemática.

La economía colombiana, sin embargo, ha sabido sortear el efecto de la incertidumbre global y mantenerse estable con una tasa de cambio que ha llegado a sus máximos históricos y una industria que logró recuperarse a principios de 2019, pero que ha mostrado crecimientos modestos en los últimos meses.

Por el lado del comercio, la economía se ha mostrado dinámica, a pesar de que la confianza de los consumidores se mantiene negativa desde septiembre del año pasado.

Fuente: La República

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here