Todo cambia, si yo cambio, reflexión para después del covid-19

El mundo le ha pedido a la gente, tras la grave pandemia de covid-19, que cambie, que sea más solidaria, más empática, más amigable y mucho más benevolente.

Y si bien es cierto que los cambios en los seres humanos no son del todo absolutos, son lentos y ameritan grandes procesos, las cosas puedan empezarse a dar si tan solo nos miramos hacia adentro, si tan solo comprendemos que no podemos pedir al otro, o a los otros, lo que nosotros mismos no podemos dar o hacer.

Todo cambia, si yo cambio, reflexión para después del covid-19
Eroski
Debemos ser conscientes, también, de lo que nos hace daño, de lo que nos perjudica, de las cosas que podrían llevarnos a tener una vida no tan sosegada y amable como la queremos todos.

En ese sentido, las transformaciones pueden conseguirse, pero hay que hacer introspección. Hay que realizar reflexiones profundas sobre lo que estamos haciendo o diciendo, y empezar a entender que mientras construya cosas en beneficio propio y en el de los demás, nuestro entorno y nuestra misma vida empiezan a modificarse.

El asunto no es tan difícil si se toman las decisiones que consideremos correctas. Es decir, si pensamos que lo que vayamos a emprender, nos puede perjudicar o puede atentar contra los demás, o si, por el contrario, nos beneficia, nos hace crecer, nos hace trascender.

No te pierdas la edición #99 de la Revista MásQver

Las autoridades sanitarias del país han dado una serie de recomendaciones básicas que nada nos cuesta llevar a cabo: usar tapabocas (elemento que muchos se han negado a llevar puesto), por ejemplo, es simple, no es cosa del otro mundo y con ese pequeño acto estamos, al menos, cuidándonos y cuidando a los otros para evitar un contagio.

Pero no es solo eso, no se trata solo de la cotidianidad actual. Es perentorio que cada uno de nosotros mire qué puede aportar a la sociedad, a nuestro entorno, a nuestro barrio, a nuestra familia, a nuestros amigos, a nuestra vida. Es urgente que cada quien se analice, se haga un examen interior, y verifique y constate lo que realmente puede cambiar, lo que realmente puede modificar, porque de eso depende una vida mejor para todos.

Todo cambia, si yo cambio, reflexión para después del covid-19
Cadena Dial
Ahora estamos en lo que se ha llamado “nueva normalidad”, y es entonces el momento de pensar que cada acto, cada cosa que hagamos tendrá repercusiones en todos. Por eso es conveniente insistir en que las normas hay que cumplirlas.

Hagamos, en este nuevo episodio, en esta nueva etapa de la vida que nos tocó vivir, por causa de una tremenda enfermedad, un análisis a fondo de nuestro propio ser, para saber qué necesitamos transformar, en qué necesitamos contribuir y qué posibilidades tenemos de escuchar, de ponernos en los zapatos de los otros, de sentir lo que otros sienten, para así, obrar en consecuencia y poder entender, poder comprender que nos somos los únicos que tenemos razones. Todos tienen las suyas, así, muchas veces, no tengan la razón.

Lea también:

 

Por
Mauricio Galindo Santofimio

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here