El hecho ocurrió en la capital, donde la violencia contra los niños aumentó durante la pandemia de manera preocupante, según cifras del Distrito

Un bebé de tan solo tres años de edad recibió una brutal golpiza por parte de su ‘madre’ y su padrastro, quienes además los torturaban. El pequeño fue trasladado a un hospital con hematomas y heridas graves, por lo que el caso ya pasó a las autoridades.

(Videos) Niños venezolanos fueron ajusticiados en Tibú

Según lo señalaron familiares del bebé en entrevista con Caracol Radio, la ‘madre’ se lo llevó de su casa a un paradero desconocido.

Consuelo Jiménez, abuela del menor, explicó en el medio de comunicación que “cuando lo vimos en el hospital tenía muchos hematomas en su cabecita y se dice que el padrastro me lo mechoneaba tanto hasta arrancarle el cabellito, las orejitas se las pellizcaban y siempre lo agarraban a patadas por cualquier cosa. Es más, me lo bañaban con agua fría y me lo dejaban en el baño con la ropita mojada”.

¿Día del descubrimiento de América o Día de la Raza?

A sabiendas que tanto el padrastro del bebé como la ‘madre’ maltrataban al niño, el papá, la abuela y demás familiares buscaron al pequeño por toda la ciudad, hasta dar con él en un hospital, donde una trabajadora social les advirtió que el estado del niño era de temer.

“Nos llegó información de que el niño estaba hospitalizado, pero no sabíamos por qué, cuando llegamos al hospital la doctora nos dijo que lo que íbamos a ver era aterrador, entonces entró mi hijo y lo vio prácticamente reventado, con morados en sus ojos y en su cuerpito. La impresión fue terrible, uno queda con impotencia porque se meten con una criatura de tres años”, añadió la abuela.

Capturan en Ipiales a una de las delincuentes más buscadas del Ecuador

El pequeño ya fue dado de alta y le fue dado a su padre.

Más adelante, la familiar del bebé explica que “el niño dice que su mamá es mala, que su padrastro es malo, él no quiere estar más sino pegado a los brazos del papá, está retraído, nervioso y traumatizado por lo que le pasó. Yo creo que ni siquiera comida me le daban y un día vomitó, y ahí mismo se me paró y me dijo agua fría no mami, agua fría no”.

La Policía de Infancia y Adolescencia atendió el caso para investigar la responsabilidad de la ‘madre’ y del padrastro en las torturas y maltrato sistemático contra el bebé.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here