Las entidades deben trabajar en sus canales digitales para evitar fraudes.

A través de la circular externa 029 de 2019 la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) promueve estándares de seguridad financiera en medio de la transformación digital para mejorar la experiencia de usuario.

Entre las principales medidas que se implementan para evitar fraudes bancarios se encuentra el reconocimiento de la biometría y claves dinámicas para fortalecer la autenticación del titular en sus transacciones digitales.

Así, ante el uso de factores biométricos que comprenden las características faciales y dactilares, la SFC confirmó que serán contrastados con las bases de datos de la Registraduría Nacional del Estado Civil, los operadores de servicios ciudadanos digitales o con las propias bases de datos de las entidades vigiladas.

Respecto a esto el superintendente Financiero, Jorge Castaño Gutiérre explicó lo siguiente: «cuando un consumidor realice compras presenciales con tarjeta de crédito, las entidades podrán hacer uso de mecanismos de autenticación como la confirmación desde el celular o factores biométricos en lugar de los físicos como la firma y la cédula, por lo que el voucher dejará de existir como factor de validación».

Otra de las medidas exigidas por la Superfinanciera a las entidades es trabajar durante el siguiente año en medidas de seguridad para los pagos sin contacto con el fin de incentivar su uso.

«Esta Circular Externa es un conjunto de medidas que buscan fortalecer la seguridad en las transacciones tanto en ambiente presencial como en el comercio electrónico, ya que es un tema que va más allá de la relación entre el banco y el cliente, y abarca todo el ecosistema digital en el que se desenvuelve el consumidor financiero de hoy», puntualizó el superintendente.

Por consiguiente, la SFC planteó plazos para el cumplimiento de estas medidas, por ejemplo, en diciembre de 2020 y sin excepción, las entidades bancarias están obligadas a notificar al consumidor financiero sobre «la inscripción de pagos recurrentes con débito o cargo automático» de servicios en cuenta de ahorros, corriente o crédito.

Asimismo, para junio de 2021, todas las entidades vigiladas deben tener «mecanismos fuertes de seguridad como son los códigos de verificación dinámicos, cambiantes y únicos para cada transacción, entre otros», expresa el comunicado oficial de la entidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here