El caso se presentó en una de las montañas del desierto Sabrinsky por la vía Bogotá-Mosquera.

Un grupo de 23 personas en donde se encontraban nueve menores de edad, fueron torturados y robados mientras estaban aprendiendo a escalar, acompañados de un guía turístico, un adulto y una persona mayor. Posteriormente, llegaron al lugar aparentes ciclistas y con ellos aparecieron los delincuentes; 4 hombres y 2 mujeres que con armas intimidaron a las víctimas para robarlas.

“A mí me pegaron con un palo en la pierna derecha, y a ella [la amiga] la cogieron en el piso y le pegaron con una correa. A todos nos colocaron en el piso con las manos atrás”, detalló una víctima.

Posteriormente, los delincuentes hicieron desnudar a la mujer y su amiga, relató la entrevistada en la frecuencia radial, y las llevaron a una cueva. “Teníamos mucho miedo de que fuera un caso de violación. Sin embargo, un ladrón le dijo al otro que ellos eran ladrones y no violadores”, apuntó la víctima.

Ahí, los vándalos trasladaron al resto de las personas, incluyendo los menores, a la cueva, donde les hicieron quitar los zapatos y les amarraron las manos, indicó a Caracol Radio la mujer.

La víctima manifestó en la emisora que los ladrones iban a pie, y que, por lo que se ve en una fotografía donde los delincuentes quedaron, los estaban vigilando desde una piedra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here