El caso se presentó en una de las montañas del desierto Sabrinsky por la vía Bogotá-Mosquera.

Un grupo de 23 personas en donde se encontraban nueve menores de edad, fueron torturados y robados mientras estaban aprendiendo a escalar, acompañados de un guía turístico, un adulto y una persona mayor. Posteriormente, llegaron al lugar aparentes ciclistas y con ellos aparecieron los delincuentes; 4 hombres y 2 mujeres que con armas intimidaron a las víctimas para robarlas.

“A mí me pegaron con un palo en la pierna derecha, y a ella [la amiga] la cogieron en el piso y le pegaron con una correa. A todos nos colocaron en el piso con las manos atrás”, detalló una víctima.

Posteriormente, los delincuentes hicieron desnudar a la mujer y su amiga, relató la entrevistada en la frecuencia radial, y las llevaron a una cueva. “Teníamos mucho miedo de que fuera un caso de violación. Sin embargo, un ladrón le dijo al otro que ellos eran ladrones y no violadores”, apuntó la víctima.

Ahí, los vándalos trasladaron al resto de las personas, incluyendo los menores, a la cueva, donde les hicieron quitar los zapatos y les amarraron las manos, indicó a Caracol Radio la mujer.

La víctima manifestó en la emisora que los ladrones iban a pie, y que, por lo que se ve en una fotografía donde los delincuentes quedaron, los estaban vigilando desde una piedra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí