Los primeros tres meses del año aumenta la probabilidad de contaminación atmosférica en Bogotá y en varias zonas del territorio nacional. Fenómenos meteorológicos como las altas temperaturas en el día, heladas en la madrugada, baja nubosidad y cambios en la dirección de los vientos, son algunos de los factores que pueden generar una alerta por calidad del aire en la capital.

Por esta razón las secretarías de Ambiente, Salud, Movilidad, Transmilenio y la CAR realizan un trabajo conjunto y articulado que permita tomar medidas de mitigación y control para reducir y prevenir efectos nocivos a la salud y al medio ambiente de la ciudad.

La Secretaría Distrital de Ambiente adelanta permanentemente operativos de control de emisiones en los principales corredores viales y en las zonas industriales de la capital.  De igual manera, realiza seguimiento constante del comportamiento de la contaminación atmosférica, a través de las 13 estaciones que integran la Red de Monitoreo de Calidad del Aire de la ciudad.

La administración distrital trabaja en tres líneas de acción para mejorar la calidad del aire. La integración de iniciativas de ciencia ciudadana, mejorar el protocolo de manejo de emergencias y el fortalecimiento del sistema de red de monitoreo ciudad-región, son las apuestas para este año.

Población vulnerable

Las condiciones de contaminación del aire que inciden en la salud de las personas pueden ocasionar molestias como: tos y flema, irritación de los ojos y garganta, problemas al respirar, sensación de falta de aire y cansancio o fatiga inusuales.

Movilidad 

El material particulado conocido como PM 2.5 se redujo en cerca de 50% al interior de los articulados (Transmilenio), debido a la renovación de la flota de buses y al uso de mejores combustibles.

Control a fuentes móviles

Por su parte la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), ha intensificado los operativos de control a fuentes móviles sobre los principales corredores viales de acceso a Bogotá (Soacha, autopista Sur, corredor Bogotá – Mosquera – Calle 13, Calle 80 y autopista Norte) con el apoyo de las autoridades de tránsito. Así mismo, realiza el acompañamiento a la industria que utiliza combustibles como el carbón y biomasa en sus procesos para disminuir las emisiones de material particulado.

Transporte de carga

Para reducir el impacto del transporte de carga, en febrero de 2020 se implementará el Decreto 840 de 2019 que modifica la restricción de circulación de vehículos de carga de más de 20 años y según su peso en ciertas zonas. Esta medida reducirá en un 19,6% las emisiones de PM10 del sector transporte.

Uso de la bicicleta

Para promover el uso de la bicicleta como medio de transporte sostenible, se cuenta con 560 kilómetros de infraestructura. Para 2020 se tienen financiados más de 100 kilómetros y se espera un incremento de 30% de la red de ciclorrutas en este cuatrienio. Actualmente en Bogotá se realizan 880.367 viajes en bicicleta que evitan al año la emisión de 443.056 toneladas de CO2. Estos viajes representan el 6.6% de los viajes de la ciudad.

Renovación de la red semafórica

El nuevo sistema inteligente entrará en operación en 2020 con la renovación del 100% de la red semafórica, que permitirá gestionar el tráfico haciendo más eficientes los recorridos, generando velocidades constantes, menos combustión y disminuyendo las emisiones de gases.
Fuente: Secretaría de Ambiente

¿Te parece de utilidad este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here