A pesar de estas declaraciones el gobierno Iraní declaró que vengará la muerte de su hombre.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló sobre su decisión de matar al comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní, Qasem Soleimani, asegurando que lo hizo para ‘parar una guerra’ y no para iniciarla.

Durante una conferencia de prensa el presidente estadounidense aseguró lo siguiente: “Actuamos la pasada noche para parar una guerra. No actuamos para iniciar una guerra”.

Además se refirió en forma amenazante a quienes atacan a los estadounidenses: “Los encontraremos. Los eliminaremos. Siempre protegeremos a nuestros diplomáticos, a nuestros soldados, a todos los estadounidenses y a nuestros aliados”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here