La jornada en la capital transcurrió en calma aunque la movilidad se vio seriamente afectada.

En la mañana del miércoles debido a las nuevas marchas del Paro Nacional se presentaron bloqueos intermitentes en el sistema de Transmilenio, pues los manifestantes invadieron las vías para llegar a los puntos de encuentro previamente establecidos.

Sin embargo, en la tarde el panorama de la movilidad se tornó complicado por lo que el sistema de transporte de la capital cerró su mayoría de portales y estaciones. Por esta razón, miles de usuarios tuvieron que caminar por horas o tomar transportes alternativos como camiones, bicitaxis o carros particulares para llegar a sus destinos.

Algunos de los ciudadanos que buscaban llegar a sus hogares aseguran que están de acuerdo con las movilizaciones, esto en contraste con quienes no son afines a los motivos por los cuales se realizan las marchas y están en contra de que se bloquee el sistema.

Respecto al comercio, Yansen Estupiñán, gerente del Gran San, confirmó que «de las 300 o 400 prendas confeccionadas en Colombia que se vendían al día, hoy no pasan de 40 o 50. Lo que más nos preocupa es que la gente tiene miedo de venir al centro».

Cabe resaltar la presencia de la guardia indígena, quienes contribuyeron a generar orden en las vías trabajando de la mano con los gestores de convivencia por lo cual, la mayoría de las movilizaciones transcurrieron en paz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí