EEUU comunicó el hallazgo de un visón salvaje infectado en el entorno de una granja

 

Por primera vez las autoridades estadounidenses han detectado el virus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19 en un visón silvestre salvaje que vivía en libertad cerca de una granja peletera en Utah.

La confirmación del contagio se dio luego de realizar las correspondientes muestras PCR al animal y a los demás habitantes en las granjas peleteras en el sector.

¡Alerta OMS! Confirman Covid en visones en 6 países

«Hasta donde sabemos, este es el primer animal salvaje confirmado con SARS-CoV-2», ha afirmado Thomas DeLiberto, subdirector del Centro Nacional de Investigación de la Fauna Silvestre, en Fort Collins (EEUU) y quien firma en un comunicado difundido a través de redes sociales.

Aunque el descubrimiento es un potencial desastre DeLiberto ha tranquilizado a la comunidad con un mensaje, afirmando que a pesar del hallazgo no se encontraron más casos positivos entre los animales salvajes muestreados.

«Actualmente no hay evidencia de que el SARS-CoV-2 esté circulando o se haya establecido en poblaciones silvestres que rodean las granjas de visones infectadas», ha afirmado. «Se tomaron muestras de varios animales de diferentes especies de vida silvestre, pero todos los demás dieron negativo» afirmó DeLiberto.

Los visones, bajo vigilancia

Lamentablemente los visones de diferentes países están bajo vigilancia teniendo en cuenta que es uno de los animales más susceptibles a la infección ya que padecen la enfermedad, contagian al humano y también a otros visones.

Hallan visón salvaje infectado con covid-19 en Utah
Foto: Diario Sur

Dinamarca sacrificará 17 millones de visones por mutación de coronavirus

Es importante recordar que, en noviembre, las autoridades Dinamarquesas informaron de la detección de casi 400 contagios en humanos vinculados a visones de granjas peleteras y anunciaron que sacrificarían a más de 15 millones de estos animales, para evitar que las futuras vacunas no funcionen.

Por ahora, en cuanto al visión salvaje hallado en Estados Unidos, los indicios no apuntan en la dirección de que haya habido circulación. Esto sugiere que el virus que infectó al visón salvaje no llevaba mucho tiempo circulando fuera de la granja y que, probablemente, fueron los animales de la instalación los que le transmitieron el virus.

Con información de: EL PAÍS (elpais.com)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here